jueves, 24 de marzo de 2011

JOSÉ MARÍA GÓMEZ VALERO

Navegando por el facebook me he detenido en un post del poeta y hermano Víktor Gómez, en el cual aparecía José María Gómez Valero. Aquí la dirección:(http://viktorgomez.blogspot.com/2011/03/jose-maria-gomez-valero-sonrisa-de.html)

Sinceramente conmovedor, para mí desde que leo este poeta siempre he creído que es el poeta español vivo que más ternura, dulzura, rabia, pena y sientimiento transmite.

Sin más palabras, juzgarlo vosotros, aquí un poema de su poemario Travesía Encendida, Ed. Vitruvio:


A veces, en la mañana,
el amor se hace despacio
sobre sábanas viejas,
y los cuerpos se niegan el saludo
y luego se precipitan, y se ajustan,
y así negocian y conviven,
como la arena y el escombro.

Y luego penumbra y pena
una cocina sucia
una escalera fría
una puerta cansada
que se abre
y se cierra.

Es la desgracia, amor,
que esta mañana
nos ha encontrado
revueltos
en rabia
en penumbra
y en vela.


José María Gómez Valero.

3 avisos desde la frontera:

Viktor Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Viktor Gómez dijo...

vaya, Enrique, eso mismo creo yo, que es un poeta desde la compasión y la esperanza, en el coraje y la resistencia, en la indómita intemperie de una escritura que se respira, en una vida que transcrita queda desde la palabra itinerante, desde la frescura y niñez sabia de quien rehuye de los fanatismos y supera los miedos amando.

No menos que Miguel Ángel García Argüez, David F. Monthiel, Carmen Camacho o David Eloy, aunque ellos desde su singular e inconfundible dactilografía.

Paloma Seva dijo...

Delicada y exquisita.
Pasa sin hacer ruido, son embargo penetra.

Publicar un comentario en la entrada