jueves, 26 de septiembre de 2013

Huelga sí, huelga no

La vuelta al cole... y la vuelta a una incesante convocatoria de “huelgas” educativas que de poco parece que sirvan. Ante estas “huelgas” orquestadas en esta ocasión (finales de octubre), como otras tantas, por el Sindicato de Estudiantes; aquellxs que nos queremos radicales, nos planteamos siempre qué hacer ¿renunciar a seguirles el juego porque sabemos que son parte del sistema? ¿participar de manera crítica? Las ganas y el entusiasmo nos suelen decantar por participar de las huelgas; y ya llevamos tantas que parece que su significado, el de un impulso colectivo que desestabiliza el sistema, se va perdiendo... ¿qué te pongo? Media docena de huevos, un par de tomates y una huelga general, gracias.

No trato aquí de menospreciar la función de una huelga, ni mucho menos. La huelga, pese a los que se empeñan en decir que en un sistema económico posfordista no tiene sentido, puede convertirse en el arma más efectiva para la emancipación y transformación social. Lo malo viene cuando las cosas se hacen a lo loco y tras los pasos de los “grandes sindicatos”, que ya tantas veces nos han dado la espalda. Pero bien, al final no podemos taparnos los ojos y negar la realidad; y la realidad que ahora se nos presenta, a las asambleas universitarias de base, es que el Sindicato de Estudiantes ha convocado movilizaciones para los días 22, 23 y 24 de octubre. Volvemos a la misma pregunta, ¿qué hacer?

Suele pasar, en la mayoría de movimientos sociales, que prima la acción sobre la reflexión, las manis y las huelgas sobre la creación de espacios propios; y que lxs pocxs que no quieren participar de la huelga, finalmente lo hacen para respetar la decisión de la mayoría. Pero en esta ocasión a sucedido algo inaudito: una de las asambleas universitarias, la del campus de Blasco Ibanyez, ha decidido no involucrarse en la huelga. Esto tiene, como pasa con muchas cosas en la vida, una parte positiva y la otra que no lo es tanto. Lo bueno: se ha roto el “espejismo” de una Asamblea Interuniversitaria encargada casi exclusivamente de coordinar huelgas y manis, se ha evidenciado la posibilidad del disenso y la autonomía de cada asamblea para tomar sus propias decisiones, se ha puesto sobre la mesa la necesidad del debate. Lo malo: si unos quieren convocar huelga (UPV y campus de Tarongers) y otros no (campus de Blasco y de Burjassot), parece, y eso llena de tristeza, que la acción común no es posible...

… ¿o tal vez sí? ¿Qué tal si en vez de buscar con desesperación un consenso, apostáramos por un “disenso común”? Es decir, todxs estamos de acuerdo en muchas cosas: que el Sindicato de Estudiantes apesta y no le queremos seguir el juego, que queremos un modelo educativo absolutamente diferente al que existe y que, para lograrlo, vamos a necesitar de todo y de todxs. Entonces, si hacemos un ejercicio de honestidad y asumimos que convocar una Huelga (con mayúsculas) se escapa, a día de hoy, de nuestras posibilidades; pero no rechazamos las ganas que tenemos por plantar cara a nuestros enemigxs... ¿no sería una buena idea convocar para el 24 de octubre una jornada de lucha en la que, cada asamblea, caminando todos juntos, pudiera priorizar la actividad que más oportuna considere (unas la acción directa y otras la reflexión y el debate)? Quizás no se trata tanto de huelga sí o huelga no, sino de encontrar las maneras, respetando el disenso, de avanzar colectivamente. Por cierto que el 24 de octubre varios sindicatos declase (CGT, COBAS, Solidaridad Obrera, etc.) han convocado una jornada de lucha a nivel estatal... ¿podría ser un buen punto de partida para tejer redes e ir más allá de la lucha estrictamente estudiantil? ¿una oportunidad para no sumarse a una mediática huelga del Sindicato de Estudiantes, y hacerlo en cambio a una convocatoria más humilde y, al mismo tiempo, más combativa?


Por si no ha quedado claro (aunque creo que se me ha visto el plumero de sobra), el que suscribe estas líneas no es partidario de sumarse el 24 de octubre a la huelga general educativa... eso sí, como persona que este curso participa de la Asamblea de Tarongers, si finalmente se mantiene la decisión de participar en la huelga, no dudéis que ese día solo podréis encontrarme en un sitio: luchando junto a mis compañerxs.


Jorge B.

0 avisos desde la frontera:

Publicar un comentario en la entrada