sábado, 8 de septiembre de 2012

LA RESURRECCIÓN DE MARAT


LA RESURRECCIÓN DE MARAT
(flash-back)

licuando meretrices perpetuando
cicatrices en las bachatas del sexo
le ofrece su mujer un zumo
de limón recto elevando
la mecedora se tranquiliza el equilibrio
los pájaros amarillos sobre
un sendero de tres pasos no más
hedor gas la inclinación necesaria
para escupir afuera de la cancela
lluvia amarilla, después de todo
no conoce otra piel que el orín
y plástico de revistas adulteradas
cartón de cajetilla y vainas legibles
por lo que ya está cansado de preámbulos
prólogos sin orgasmos el silencio
aburrido de la incineradora el gemir
de las llamas despidiéndose del humo
e impolutos de una vez sus orificios
y delineadas las pecas de forma
absolutamente correcta se dispone a
engullir su podrido zumo escuchando
la avenida y los cacharros femeninos
-odiaba sus gestos por encima de la tristeza-
y la primera gota taladró las paredes del esófago la
segunda mordió débilmente la almohada
la tercera suplicó un hueco además del abismo
y la siguiente tuvo unos hijos extraños
y la siguiente bramó
bramó

y la mujer
en la distancia de un crepúsculo
como de vigas ausentes,
lo mira
lavando todas las copas
antes de marcharse




Quique Martín

1 avisos desde la frontera:

Anónimo dijo...

Sobrecogedor.

Publicar un comentario en la entrada