martes, 25 de octubre de 2011

METEOROLOGÍA DEL POEMA

(Escrito en la complicidad, humana y poética, a Eddie (J.Bermúdez), durante una mañana nada romántica de martes otoñal, porque siempre-nunca las palabras dijeron tanto en la piel humana. Con justicia y hermanamiento, este poema, por ello, no está escrito sólo por mi).


los cielos grises regresan definitivamente

ahora
he vuelto a la tragedia de tí mismo,

parece la ceremonia
el vacío entre los dientes
si de alcanzar la lápida
sin la palabra lápida
no sería a la postre
prender fuego en los rincones del amparo

a los vasos huyen las migajas,
los fragmentos de paz que se llevaron las aves,
las cartas de un soldado muerto

así suicidio, muestro, se demuestra
lo fatal del reflejo y su nombre,
si de decir es lo que conviene
dentro de esta habitación
donde sueñan los fantasmas,

nadie ha dispuesto, todavía, mejor que tú
el rigor de la angustia
y la pregunta
qué
a cada paso que da el insomnio, embriagado de puta luz

los cielos, según dicen, retrasarán la nostalgia,
acumularán a los peces en el destierro de sus rostros,
y
al girar la esquina
una pizarnik, deslumbrante y sin magulladuras,
silbará la Internacional
en la colindante frontera donde flotan los silencios




Enrique Martín Corrales

2 avisos desde la frontera:

poetas fronterizos dijo...

Cuidado me he equivocado en el título! Es Meteorología!!!!!!

UN saludo fronterizo y amigo.

poetas fronterizos dijo...

CORREGIDO!

Publicar un comentario en la entrada