miércoles, 8 de diciembre de 2010

ESTUPEFACTO

Desde que me sumergí en el mundo poético, no dejo de escuchar alusiones a la marginación de las mujeres en el mismo. No hay mejor prueba que visitar una librería con una buena sección de poesía para comprobar que el porcentaje de libros de mujeres es muy inferior en relación al de hombres. Esto es tan cierto como que, a medida que he ido conociendo a poetas, en general las mujeres nunca me dejan frío, más bien al contrario, me dejan estupefacto. Hoy quería dejar en el blog una muestra de esa poesía femenina y, en concreto, de poetas de mi generación que son, ahora, los que me interesa descubrir. Dejo aquí una muestra de poemas de Anastasia Kontratevidi, residente en Valencia; y de Marga L. Morales, de Sevilla. He tenido la suerte de conocer a ambas y puedo asegurar que, tanto sus poemas como su personalidad (o precisamente lo contrarios, todo aquello que esconden) no te dejan indiferente. Me gustaría introducir un poco la poesía de cada una de ellas pero hoy estoy perro y bueno, puedo tirar de un típico: dejaré que las descubráis por vosotros mismos


Anastasia Kontratevidi, http://decaracolesycaimanes.blogspot.com/


Aproximación al deshielo

¿Cómo?
Fijamos la coma en el mismo bolsillo
en el que guardo el olfato, la memoria
y los ojos que echo de menos
cuando el espejo no responde.
También debo recuperar su espalda,
el perro a los pies, casi triste
y la sensación de que me falta algo
para completar la imagen.
Es un acertijo hecho de mis
barbas y talones pasados,
un toque repetido en el estómago,
line descontinua que cruza mi frente.
Las fobias todavía están por definir,
aunque ya sé que como los pulpos
tienen tres corazones intercambiables
dependiendo de si cae viernes o trece.

¿Dónde?
Eso puede que te lo deje a ti,
al fin y al cabo siempre nos llaman
las plazas de los bosques y las orillas
de las ciudades sin oxigeno libre
que por la noche me invento en el mapa
desplegado en el borde de mi colchón.

(Antes de parpadear ten en cuenta
que desde ayer funciono con lo que olvido
y procuro cabmbiar de género por costumbre
como simple cuestión de perspectiva.)

¿Cuándo?
Podemos darle la vuelta al reloj
y marcar treinta vueltas desde ahora,
restar seis semanas de los principios
por sequedad ignorante de la pupila
y dar el color de la sangre por relativo
mezclando H, N y O sin medida.

Hecho el esquema, absorbo
al hombre-ancla de la mesa de al lado.
¿Sabes? Aún queda tiempo,
varios días hasta el deshielo
no abandones,
formula mejor la pregunta.


Marga L. Morales, http://laestupidaconciencia.blogspot.com/

No traga el asfalto

Abierto todo

no respondan

ni las luces diluyan
los rasgos gastados

incapaces.

Abierto todo

te empujes a rodar
sobre la cintura de un a solas

múltiple y dividida

sepas la altura del mañana
el pacto fácil
de aprender.

No mendigues
duermas a los ojos

ni haga falta insinuar
a los desnudos.

Las formas sobresalen

pero las ropas
no renunciarán nunca.

1 avisos desde la frontera:

Anastasia K. dijo...

Huelga decir que con ver una letra de mi larguísimo apellido y un verso de mis desvaríos por estos parajes me sentiría del todo satisfecha ya no digo con tal despliegue de palabras bonitas que aunque en el fondo sé que no se merecen se disfrutan igual y más :). Gracias Jorge.
Un beso!

Publicar un comentario en la entrada